Cancún: Paraíso escondido ¡conócelo!

Siente la magia del Caribe en México y viaja de tiempos pasados al futuro en un abrir y cerrar de ojos. ¿Cómo? Visitando Cancún, vive la experiencia.

 

Cancún (en maya: kaan y kun‘cuna o nido de serpientes’) es una ciudad localizada en la Península del Yucatán en el estado de Quintana Roo. La ciudad es como su historia: rápida, cambiante y vibrante. Cancún pasó de ser un lugar de selvas y playas desconocidas a ser uno de los centros turísticos más reconocidos de México y del mundo entero.

  
cancun_mexico_2
  

La imagen de esta ciudad es una de playas, hoteles y fiestas pero el área encierra mucho más que lo que se ve a simple vista. Este destino le ofrece a los viajeros opciones de disfrute, se puede decir que lo mejor de dos mundos, tanto del Caribe como de México. Comienza tu travesía navegando en catamarán a Isla Mujeres. Luego de vivir casi suspendido en el tiempo esta Isla ve y flota libremente en la Laguna de Nichupté, rica en flora y fauna típica de zonas caribeñas. Y cuando decidas poner tus pies en tierra y salir a explorar, Cancún y el área de la Península de Yucatán tienen para ti aventuras sin igual.

  

Siendo cuna de la Cultura Maya el territorio yucateco tiene mucho que ofrecer en experiencias arqueológicas. Las ruinas de las antiguas ciudades Maya fascinan a todo el que las visita y aquí hay de donde escoger: Cobá, Tulum, Ek Balam y por supuesto la gran ciudad Maya de Chichen Itzá.

  

cancun_mexico_3

  

Una vez listo para regresar a la civilización moderna, Cancún tiene mucho que ofrecer. Antes de unirte a la fiesta da la vuelta por la zona hotelera y las adyacentes Kukulcan Plaza y Luxury Avenue, uno de los muchos lugares de compras localizados en Cancún. Ya con tu ajuar en mano, prepárate para bailar y disfrutar toda la noche en una de los muchos “clubs” que han hecho famoso a Cancún y su vida nocturna.

 

Comienza la noche en el reconocido Coco Bongo Cancún y si estás en la onda de ir de lugar en lugar, otro sitio que no puedes pasar por alto es Cuncrawl y si tienes pilas para seguir toda la noche, Mandala Cancún o en The City Discotheque te esperan.

Salió el sol ¿y qué hacer? ¡Salir a saborear la cocina yucateca! Los frutos del mar abundan en el área pero explorar otros destinos culinarios como las tradicionales cantinas y mercados está en orden. Saborear la tradicional Cochinita Pibil, los panuchos yucatecos, Papadzules, codzitos o botanas como la popular Tzikil Pac, que es una crema preparada con tomate y pepita molida. A cualquier se le hace agua la boca con todos estos platillos y las refrescantes aguas frescas, nada es mejor para calmar la sed provocada por el sol caribeño; entre las favoritas están la de Pitahaya y la de Jamaica.

 

Luego de saciarte seguro que tienes más ganas de explorar. La Isla de Holbox, los parques Xcaret y Xel-ha y el río subterráneo Dos Ojos, son atracciones que no puedes perderte. Si tu espíritu aventurero se apodera de ti debes ir a sumergirte en los cenotes que abundan en la región de Cancún y la Península de Yucatán. Los cenotes son abundantes y tienen un significado muy espiritual ya que los Maya los consideraban lugares sagrados. Allí solían realizar rituales pero aún no se conoce con precisión cómo se desarrollaban estas ceremonias.

 

¿Ves? Pura magia. Eso es Cancún, un paraíso terrenal donde los contrastes se convierten en pura poesía al ojo de sus visitantes.